Consejos

Consejos para protegerte del frio y la nieve,


Con unos magníficos días de sol, frio y nieve nuestra piel necesita protección extra. Algo que siempre recordamos en la playa, en la montaña lo olvidamos: cuando llegamos a pistas nuestra piel requiere una protección e hidratación extra

Protegerte del frio
Protegerte del frio en invierno, necesario y que agradecerá tu piel

Salimos de nuestro cómodo apartamento turístico hacia la estación de esquí preferida y , además del frío, cuando está a mayor altitud los rayos UV del sol se filtran menos y el reflejo de la nieve los intensifica. Entonces, ¿cuál es la mejor manera de proteger eficazmente la piel contra el frío y el sol durante el invierno? Aquí hay unos consejos importantes:

Hidratarse

Durante el invierno, los cuidados que su piel necesita no son los mismos. Cara, labios y manos están seriamente expuestos al ambiente exterior, frio, viento, tormentas… Incluso envuelto de pies a cabeza su piel sigue estando expuesta a los rayos ultravioleta y al frío y podría ponerse seca y agrietada. Para evitar que su piel se deshidrate y aparezcan los típicos rojos debido al cambio de temperatura, manténgase hidratado!

Utilice una crema hidratante rica y nutritiva para su piel, aplíquela generosamente mañana y noche. No se olvide de utilizar loción para las manos, aunque nuestras manos están protegidas por los guantes, a menudo olvidamos que  también sufren por el frío y el aire seco de montaña.

Agua, agua, agua

La base de la hidratación interior. Asegúrese de beber más, a una mayor altitud en comparación con lo que normalmente solemos beber. La humedad ambiente es menor en las zonas altas así como en las viviendas climatizadas con calefacción día y noche  por lo que es importante beber suficiente agua. Añadir al menos un litro extra para su consumo diario.

Use protector solar

Aunque debido al frio entorno no notemos la intensidad del sol, lo cierto es que este está ahí y que sus emisiones se reflejan en la nieve con que la cantidad de rayos ultravioletas que recibimos es mucho mayor, es más agresivo que en la playa. Para prevenir las quemaduras solares simplemente proteger su piel con una crema solar adecuada. En las montañas optar por un índice de crema 50+ sol. Aplicar protector solar media hora antes de salir y volver a aplicar con frecuencia, aproximadamente cada 2 horas, si te pasas todo el día en las pistas.

Ten en cuenta que el sol ataca la piel incluso cuando está nublado, por lo que no olvides de aplicar la crema solar en el peor de los días. Otro esencial: siempre tienen un bálsamo para los labios para evitar los labios agrietados.

 Cuida tus enfermedades cutáneas

Algunas enfermedades cutáneas empeoran en invierno, como la dermatitis atópica o la psoriasis, aconsejable  que sean controladas por el dermatólogo.

Ahora, despues de todas estas precauciones solo queda que planifiques tu viaje y reserves un alojamiento en Andorra para poder ponerlos en práctica!

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *